UN TÚMIN EN EL BOLSILLO

UN TÚMIN EN EL BOLSILLO

2ª FERIA DEL TÚMIN PAPANTLA 2017

 

RED UNIDOS POR LOS DERECHOS HUMANOS. 

 

Papantla, Ver.- Con más de 60 expositores se llevó a cabo la 2ª Feria del Túmin Papantla 2017, “Un Túmin en el Bolsillo”, del 1 a 3 de septiembre en el parque central de esta ciudad. Acudieron compañeros de otros estados, principalmente de Oaxaca y Puebla, así como de diversos municipios del Totonacapan, al norte de Veracruz, recibidos por la hospitalidad de los artesanos papantecos, quienes les invitaron comidas preparadas por ellos mismos durante los tres días.

Todo bajo la excelente coordinación de Xóchitl López, quien se articuló con diversos tumistas que apoyaron mediante donativos de productos y servicios, o bien a mitad de costo o a precios simbólicos, desde luego aceptando Túmin. De este modo los tumistas demostraron su capacidad para trabajar de manera autónoma con recursos propios.

Gran diversidad de productos se pusieron a la venta y al intercambio, como son todo tipo de artesanías de palma, de madera, de vainilla, de cuero, de tela, de metal… así como medicinas naturistas, alimentos integrales, plantas, libros, juegos inflables para niños, talleres, etc.
La feria se engalanó con algunos eventos artísticos y con una ceremonia al estilo de nuestros pueblos originarios. Y el tumista Roberto Carreño acudió desde Oaxaca con su servicio de sonido y animación de manera gratuita, apoyando mucho para la conducción del evento.

Mediante donativos de los tumistas, se rifó una canasta de diversos productos. Y hubo una charla explicativa del Túmin dirigida principalmente al público en general. “El Túmin es un instrumento para facilitar los intercambios y el comercio local ─se dijo─, y no es para hacer negocio sino para satisfacer necesidades. Se invitó al público a traer “Un Tumin en el bolsillo”, como una identificación de confianza y economía solidaria, válido al portador, pudiendo participar cual-quiera en este Mercado Alternativo, comprando o intercambiando.

En efecto, el público constató que muchos productos tienen precios más bajos cuando se paga con Túmin, el cual se puede adquirir como “cambio” al comprar algún producto. Y se hizo una invitación al trueque directo, donde cualquiera puede participar trayendo productos en buen estado para intercambiarlos por Túmin o por otros productos, previo acuerdo entre las partes. Así se pudo observar cómo el Túmin ayuda a completar el pago cuando los valores de las cosas no coinciden.

Se utilizó la nueva edición del Túmin-Totonacapan, cuyo diseño contempla obras de artistas regionales.El billete de 1T enmarca la obra de José Luis Martínez, “Vuelo en rojo”. El de 5T es una pintura del maestro Teodoro Cano; y los de 10T y 20T son extractos de murales en Huehuetla, Puebla, hechos por jóvenes de la Brigada de Arte Independiente.
En la carpa del Bantumin, se inscribieron

45 nuevos productores y otros recibieron Túmin de complemento. Llamó la atención la inscripción de otro niño, productor de salsas, quien seguramente encontrará en el Túmin un espacio de educación comunitaria. Así que ya son más de 1,500 tumistas, distribuidos en 17 estados del país.
En algún momento, la lluvia contenida se precipitó un poco, pero se es-tuvo aguantando hasta el domingo en la noche: cuando observó que los expositores ya levantaban sus productos y las carpas, cayó tremendo aguacero que empapó a todos los presentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *